0

Tetona cumple la fantasía de un cliente

Esta mujer tiene que satisfacer cualquier perversión que los clientes le piden; en esta ocasión se ha tenido que vestir de camarera y directamente no llevar sujetador, para que se le marcasen sus grandes tetas. Cuando el cliente la ha visto de esta manera, se le ha puesto dura desde el primer momento. Ella se la ha comido cómo parte del servicio. Después, con sus tetas sin parar de botar, se lo han follado cómo nunca en su vida. Ha sido toda una experiencia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *