0

Poniéndole los cuernos con su propio hijo

Tras una noche de fiesta, esta madura acaba en casa con el guapo hijo de su novio. Aunque en un primer momento la señora se resiste, pronto sucumbe a la tentación y se besa con el joven. Este beso excita tanto a la madura que, en cuestión de segundos acaba semidesnuda con la polla del chico en la boca.El calentón va a más, especialmente cuando después de hacer un 69, el muchacho se lanza ferozmente a realizarle una tremenda comida de coño. Es en este momento cuando la vieja, que ya no aguanta más, le pide a su amante que la reviente a cuatro patas, y ambos comienzan a follar intensamente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *