0

Maduras amigas de toda la vida se comen el coño

Estas dos tías se conocen desde siempre, y nunca había pasado nada entre ellas… hasta ahora. Se han quedado las dos sin maridos, por lo que han quedado para consolarse y ponerse al día de sus vidas. Cómo han bebido un poco de más, una le ha metido la lengua a la otra hasta la campanilla, y esta se lo ha permitido. No han tardado en quedarse desnudas, sin nada de ropa, incluso hasta se han metido los dedos en el coño.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *